LA UNIÓN HACE MÁS FUERTE AL BOXEO PROFESIONAL ESPAÑOL

10.10.2015 10:03

Cronica enviada por PROBOXE

La gran velada del 2 de octubre en el madrileño Palacio de Vistalegre demostró que la unión hace la fuerza también en el boxeo


La suma de esfuerzos, y la yuxtaposición de know-how de distintas trayectorias y orígenes, enfocados hacia el objetivo común de potenciar el boxeo, los boxeadores y el espectáculo hicieron posible un evento que hubiera resultado complicadísimo de otro modo.

 

No solo se trata de casar 7 combates - que quedaron en 6 tras la lesión de Frank Urquiaga- interesantes para los propios púgiles y para la afición, lo que ya resulta difícil si cada promotora intenta imponer su propia agenda. Se trata también de encajar un título WBC. Se trata de articular la logística imprescindible y de cumplir con la rigurosas exigencias burocráticas y de seguridad de las distintas administraciones, que, por supuesto, resultan toda una garantía para las personas asistentes. Se trata de dar a conocer los combates. Se trata de que los boxeadores y sus preparadores se sientan cómodos, atendidos y valorados; protagonistas principales de un gran evento. Se trata también de que todo esto resulte viable y sostenible.

 

Pero lo principal es que la afición acuda y disfrute. Sin el fervor de la grada un combate puede quedar reducido a un ejercicio de gimnasio o a la medida de las capacidades de dos deportistas. Bajo las luces, sobre la tarima, con el juez, los cinturones en juego y el clamor de las sillas, gana dimensión. En ese momento, el boxeo se transforma en un catalizador de emociones, de épocas, de vivencias. En ese momento, el boxeo se convierte en algo eterno.

 

Más y mejor boxeo

 

El 2 de octubre la afición acudió al Palacio de Vistalegre de Madrid. Llenó los asientos habilitados. Cerca de 2.000 personas sumando asistentes, patrocinadores e invitados. La velada obtuvo un saldo positivo en lo deportivo, en la repercusión  - Hoy mismo ha publicado un extenso artículo el prestigioso diario británico “The Guardian” - y en lo económico.

 

No hubiera sido posible sin la Asociación de Promotores de Boxeo Profesional. El boxeo profesional es un sector que ha sobrevivido entre las rencillas de los propios promotores, la desconfianza, la pequeña dimensión, los eventos reducidos y los acuerdos particulares con municipios o administraciones locales. Si los pequeños eventos son absolutamente necesarios, si es imprescindible que el boxeo se multiplique por cuantas más localidades mejor, es vital el gran evento. Y, sobre todo, resulta fundamental la confianza mutua, la suma de conocimientos y recursos para que ese gran evento sea posible. Esa suma supone además el incremento en la capacidad de interlocución y negociación con administraciones y posibles patrocinadores.

 

El primer paso ha sido un éxito y ha demostrado que el boxeo profesional quiere hacerse grande y tener su lugar. A ese primer paso de la Asociación de Promotores de Boxeo Profesional le seguirán muchos más. Los objetivos son más y mejor boxeo, más y mejor considerados boxeadores, más y mejor espectáculo para una afición que lo espera y merece.  


 

Gracias a quienes asistieron, a quienes quisieron asistir, a quienes asistirán a la próxima, a quienes apoyaron, incluso a quienes realizaron críticas, porque ayudan a mejorar los eventos. Y, sobre todo, gracias al boxeo.


 

Asociación de Promotores de Boxeo Profesional