KEVIN BALDOSPINO GANÓ POR KO EN MIRANDA

02.04.2017 21:43

Cronica enviada a nuestra redaccion por Euskobox

LA CAMPANA SALVÓ EN EL PRIMER ROUND A UN SEBOIU QUE NO LOGRÓ PASAR DEL SEGUNDO

Kevin Baldospino cumplió su palabra en el Pabellón del Ebro de Miranda ayer sábado 1 de abril. Anunció que saldría a buscar la victoria por la vía rápida. Y la campanada inicial lo corroboró. A Enmanuel Seboiu le dio tiempo a montar la guardia y a poco más. Baldospino combinó sin cesar manos a diferentes alturas y con distintas trayectorias. La esquina del mirandés de origen ecuatoriano pedía pausa a su pupilo continuamente. Pero a Baldospino le costaba sujetarse. Su rival mostró buenas esquivas de cintura y contraatacó con peligro en distintas ocasiones durante el primer asalto. Pero una serie de manos del boxeador local a los costados de su oponente llevaron a Seboiu a la lona faltando diez segundos para concluir el primer capítulo. La campana fue su bombona de oxígeno.

El segundo asalto fue para un Baldospino desencadenado a la busca de la vía rápida. la conclusión, mediado el round, llegó con una larga serie a laz zonas blandas de Seboiu, que dobló la rodilla para no levantarse hasta el final de la cuenta del árbitro.

“Me he sentido muy bien. Y me he quitado de encima esa presión que, aveces, nos metemos los boxeadores con el KO. Me alegro que la afición de Miranda haya disfrutado”, declaró Baldospino tras su pleito, que estaba pactado a 4 cuatro rounds. “Ahora el objetivo es descansar un par de días. Y ayudar con el trabajo de sparring a mi compañero Nacho Mendoza, que tiene un combate muy importante el próximo día 21 de abril en Bilbao. Se juega un título“, concluyó.

Baldospino suma ahora un récord de dos victorias y un nulo, mientras que Seboiu queda con dos derrotas, una a los puntos ante David Sánchez y la de ayer en el Pabellón del Ebro.

El resto de combates

Seis cruces de boxeo olímpico precedieron al combate de Kevin Baldospino. Todos fueron de interés, igualados, con alternativas y distintos estilos. Victorias de Iván Vigo ante Juan Carlos Fernández, Sebas Portunato ante el bravo Joel Correa, Óscar Yañez ante un Gabriel Sanz que se lesionó en el hombro, Jorge Santiago ante Alvaro Cubillo, Unai Latorre frente a Domingo Mulas y de Brayan Albacura ante Ricardo Fernández.

Antes del inicio de la velada propiamente dicha, Antony Guzmán y el mirandés Osama Elhaddi ofrecieron un combate pleno de coraje, técnica y rítmo, en el que se impuso el vizcaíno.

Como siempre, buena entrada de público, con ilustres como el excampeón Kid Bello en las sillas, y extraordinario ambiente de una afición de Miranda de Ebro que espera ya el siguiente compromiso de Kevin Baldospino. Si es en el Pabellón de Ebro, se realizará gracias al impulso del Boxing Club Miranda y el apoyo del ayuntamiento de Miranda de Ebro.