Jon Fernández arrolló en un round a Arístides Pérez y el gasteiztarra Sergio Sánchez retuvo su mundial ISKA frente a Jairo Díaz

09.02.2020 18:15

Jon Jader exhibió calidad ante un exigente Kelly Figueroa mientras que Fran Mendoza y el invicto Félix García se enzarzaron en un intercambio de cuero del que salió vencedor el vitoriano

Más de 2.500 personas se reunieron en el Pabellón de La Casilla de Bilbao para vibrar con un K1Slam que ofreció boxeo, MMA, K1 y muay-thai. El programa amateur comenzó a las 18:00 horas. Cerca de dos horas después arrancó el festival de combates profesionales en el que no pudo tomar parte un Enoc Solves que, tras participar el viernes en el pesaje y ajustarse al límite, tuvo que ser internado en un centro médico a causa de un proceso febril.

 

El mundial ISKA de los 70 kilos que defendía por primera vez el gasteiztarra Sergio ‘Dinamita’ Sánchez se quedó en casa. El campeón controló la mayoría de los cinco asaltos frente a un Jairo Díaz que no conseguía conectar sus combinaciones ante la eficaz defensa un Sánchez que, por contra, si que llegaba con rodillas y manos. Combate entre los dos mejores de la división en la península de la que ‘Dinamita’ bajó con el cinturón blanco ceñido. “Hicimos bien el trabajo entenado. Me encontré muy fuerte. Gracias a la afición, espero que haya disfrutado”, aseguró al final Sánchez.

Poco más de un més después de meterse a las trincheras con Houya durante 10 asaltos, Jon Férnandez volvía a La Casilla en un combate que debió haber sido frente a un Shakhnazyan que envió un parte de lesión y radiografías de su muñeca derecha diez días antes de la fecha. Tras un trabajo intenso, fue el colombiano Arístides Pérez quien aceptó viajar a Bilbao. Sus combates frente a Orlando Salido y Miky Román, Marsili, Jhonny González le avalaban, además de haber sido contendiente por un título mundial superpluma frente a Humberto Soto. Pero era inferior su velocidad de manos y pies respecto a un Jon Fernández que salió muy concentrado. Pérez intentó para a Fernández con rectos y boleas pero solo consiguió encajar manos en cada tentativa. Un gancho al hígado lo sometió a la cuenta de protección mediado el primer round. Pérez se levantó a la de ocho. Y trató de seguir por coraje. Fue alcanzado por varias series que no pudo asimilar. Jon Fernández, 24 años, vigente campeón WBC latino del ligero, suma así un récord de 22 combates con 21 victorias, 18 de ellas por la vía rápida, y piensa en un billete a Estados Unidos.

 

Antes, Fran Mendoza (9-0) se las veía con Félix García (7-0). Si el combate frente a Nano Santana fue una guerra, Mendoza subió un nivel más ante otro pegador como García. Intercambio de manos constante con mayor precisión y actividad por parte del colombiano afincado en la capital alavesa. Ohoooos del público en cada round y combatividad a raudales por ambas partes. Decisión unánime de los jueces en seis asaltos a favor de un Mendoza, 22 años, que presenta una tarjeta con diez victorias en otros tantos combates con seis que no llegaron al límite.

Jon Fernández arrolló en un round a Arístides Pérez y el gasteiztarra Sergio Sánchez retuvo su mundial ISKA frente a Jairo Díaz ayer un Pabellón de La Casilla con gran entrada de público

 

Jon Jader exhibió calidad ante un exigente Kelly Figueroa mientras que Fran Mendoza y el invicto Félix García se enzarzaron en un intercambio de cuero del que salió vencedor el vitoriano

 

Más de 2.500 personas se reunieron en el Pabellón de La Casilla de Bilbao para vibrar con un K1Slam que ofreció boxeo, MMA, K1 y muay-thai. El programa amateur comenzó a las 18:00 horas. Cerca de dos horas después arrancó el festival de combates profesionales en el que no pudo tomar parte un Enoc Solves que, tras participar el viernes en el pesaje y ajustarse al límite, tuvo que ser internado en un centro médico a causa de un proceso febril.

 

El mundial ISKA de los 70 kilos que defendía por primera vez el gasteiztarra Sergio ‘Dinamita’ Sánchez se quedó en casa. El campeón controló la mayoría de los cinco asaltos frente a un Jairo Díaz que no conseguía conectar sus combinaciones ante la eficaz defensa un Sánchez que, por contra, si que llegaba con rodillas y manos. Combate entre los dos mejores de la división en la península de la que ‘Dinamita’ bajó con el cinturón blanco ceñido. “Hicimos bien el trabajo entenado. Me encontré muy fuerte. Gracias a la afición, espero que haya disfrutado”, aseguró al final Sánchez.

 

Poco más de un més después de meterse a las trincheras con Houya durante 10 asaltos, Jon Férnandez volvía a La Casilla en un combate que debió haber sido frente a un Shakhnazyan que envió un parte de lesión y radiografías de su muñeca derecha diez días antes de la fecha. Tras un trabajo intenso, fue el colombiano Arístides Pérez quien aceptó viajar a Bilbao. Sus combates frente a Orlando Salido y Miky Román, Marsili, Jhonny González le avalaban, además de haber sido contendiente por un título mundial superpluma frente a Humberto Soto. Pero era inferior su velocidad de manos y pies respecto a un Jon Fernández que salió muy concentrado. Pérez intentó para a Fernández con rectos y boleas pero solo consiguió encajar manos en cada tentativa. Un gancho al hígado lo sometió a la cuenta de protección mediado el primer round. Pérez se levantó a la de ocho. Y trató de seguir por coraje. Fue alcanzado por varias series que no pudo asimilar. Jon Fernández, 24 años, vigente campeón WBC latino del ligero, suma así un récord de 22 combates con 21 victorias, 18 de ellas por la vía rápida, y piensa en un billete a Estados Unidos.

 

Antes, Fran Mendoza (9-0) se las veía con Félix García (7-0). Si el combate frente a Nano Santana fue una guerra, Mendoza subió un nivel más ante otro pegador como García. Intercambio de manos constante con mayor precisión y actividad por parte del colombiano afincado en la capital alavesa. Ohoooos del público en cada round y combatividad a raudales por ambas partes. Decisión unánime de los jueces en seis asaltos a favor de un Mendoza, 22 años, que presenta una tarjeta con diez victorias en otros tantos combates con seis que no llegaron al límite.

 

El bilbaíno Jon Jader exhibió calidad frente a un Kelly Figueroa que se las sabe todas y tiró de oficio de campana a campana. El venezolano colocó sus manos al de Otxarkoaga y vendió cara su piel. Aún así Jon Jader controló el ritmo de combate con su boxeo elegante y cadencioso que contituye un muestrario de recursos técnicos en defensa y ataque. En el cuarto round el de Elite Sport Bilbao alcanzó en el hígado a su oponente. Figueroa clavó la rodilla, respiró hondo, tomó aire y apuró la cuenta todo lo que pudo. Después se agarró, trabó las acciones y contragolpeó hasta alcanzar el límite. Jon Jader, 21 años, presenta ahora cinco victorias en cinco combates y sigue creciendo.

 

En otro orden de cosas, el bilbaino Mikel Sortino completó un gran combate de K1 en los 67 kilos ante un top de la división como David Mejía, cosechando un nulo. También nulo para el Shamo Eyzavov contra David Ruiz en K1. Luigi Arana ganó por puntos al laudiotarra Asier Ispizua. El jovencísimo peleador de Santutxu, Aitor Ibáñez, se apuntó una nueva victoria por KO tras una brillante combinación de manos y rodilla. Silviu Vítez ganó a los puntos a Diogo Silva en muay-thai.

 


Más información, vídeos, fotos o contacto : 603 740 242