IGOR CABEZAS, NUEVO PREPARADOR DE JON FERNÁNDEZ “LA CONSTANCIA, LA DEDICACIÓN Y LA FORTALEZA MENTAL SON FUNDAMENTALES EN ESTE DEPORTE”

01.12.2015 13:28

Cronica enviada por Euskobox

 

EL PREPARADOR VALORA EL “VERDADERO DESEO DE SER BOXEADOR” COMO UNA CUALIDAD VITAL PARA DESTACAR ENTRE LAS 16 CUERDAS

Jon Fernández e Igor Cabezas durante una sesión de manoplas en el Gimnasio Gasteiz Sport.

El bilbaíno Igor Cabezas, de 39 años, es el entrenador de una de las más esperanzadoras promesas del boxeo profesional del momento: Jon Fernández.

Cabezas, que trabaja en los gimnasios Nivel 3 (Bilbao), lleva casi 20 años en estrecha relación con los deportes de contacto, primero como practicante y competidor y, más tarde, como monitor o preparador. “Competí en kick-boxing y boxeo. Mi último entrenador fue Maykel Balmaseda Alburquerque, aprendí casi todo con él, que me aportó una visión diferente a la que yo tenía del boxeo y una manera especial de enseñarlo”, recuerda. Estrenó su etapa de monitor en uno de los templos históricos del pugilismo: el Club Deportivo de Bilbao. Y pasó por otros gimnasios antes de llegar al Nivel 3 donde se siente “muy a gusto”.

Se formó como entrenador nacional en un curso realizado en Canarias. “Trato de estar atento a todas las enseñanzas complementarias que surgen. Hice el curso de Vendaje Profesional con Tinín Rodríguez, que es muy bueno, y que además complementaban Óscar Zardaín y un traumatólogo; considero que es vital conocer el mundo de las lesiones en las manos de los boxeadores, los fundamentos del vendaje, los guantes”, manifiesta el preparador. “También he asistido al curso de cutman que imparte Óscar Guzmán, es muy interesante”, añade.

Igor Cabezas y Jon Fernández siguen las evoluciones de un compañero sobre el ring durante un entrenamiento.

Jon Fernández

“Como preparador es un lujo trabajar con un boxeador como Jon Fernández, sin duda uno de los púgiles con más futuro que hay ahora mismo. Pero eso implica también una gran responsabilidad”, subraya. “Exige mucho, aunque también gratifica comprobar que sigue creciendo día a día. En cuanto a trabajo, disciplina y seriedad es realmente ejemplar. Un chico muy centrado con solo 20 años, que controla sus parámetros y su dieta como si tuviera 30″ describe Cabezas. “Muy completo técnicamente y con unas características que te permiten plantear los combates con distintas estrategias e incluso cambiarlas en el transcurso de la pelea. Al margen de análisis previos, Jon es capaz de diseccionar el boxeo de su rival mientras está sobre el ring. Y, ahora, además apunta muy bien, es preciso, lo que incrementa el daño que es capaz de hacer con sus manos. Se comprobó en Madrid el 2 de octubre“, recuerda. “Por supuesto, aún le quedan aspectos que pulir. Y eso es casi lo mejor . Que aún tiene muchísimo camino delante”, reconoce.

Igor Cabezas en su ambiente natural: el entrenamiento.

Un preparador concienzudo y honesto

El preparador y su pupilo alternan el trabajo en el gimnasio BlackZ de Ibarrekolanda (Bilbao), donde Fernández imparte clases de boxeo, con sesiones de sparring y guanteo en elGasteiz Sport (Vitoria) de José Luis Celaya“Es una suerte contar con la confianza y la cercanía de un preparador con mucha experiencia y prestigio como Celaya, que además considero que es un manager honesto y comprometido. Y, claro, un privilegio tener el apoyo de un campeón como Nacho Mendoza”, explica Cabezas.

Celaya califica a Cabezas como “un preparador concienzudo y honesto, como muchas ganas de trabajar y del que solo he tenido buenas referencias”.

El entrenador bilbaíno ha estado en la esquina de algunos conocidos púgiles amateur y cuenta en este momento con competidores muy prometedores como Danel Abando y Paul Omar, a quienes ya se ha sumado el jovencísimo Iker Fernández.

“Lo principal para este deporte es la constancia, la dedicación y creer de verdad que quieres ser boxeador”, sentencia Igor Cabezas.