Fuenmayor disfruto con una nueva batalla de Mateo Fernandez y la fulminante victoria de Chimo Eddine

16.12.2019 18:00

El Polideportivo Municipal de la localidad riojana fue escenario de una emocionante velada de boxeo este sábado 14 de diciembre

Buena entrada de público, buen ambiente y buen boxeo a partir de las 20:00 horas de este sábado en el coqueto Polideportivo Municipal de Fuenmayor, muy cerca de Logroño. Esta localidad riojana, gracias al buen hacer municipal se está convirtiendo en referencia obligada para los eventos de deportes de contacto en La Rioja.

 

El cartel del proporcionó al público una batalla que se prolongó durante seis asaltos por parte del peleador local, Mateo Fernández, y su oponente, un infatigable Elí Zeledón. Antes, el logroñés ‘Chimo’ Eddine se había impuesto por KO técnico en dos asaltos al manchego Saúl Palomo. Todos los boxeadores recibieron un magnum de vino de Rioja , bodega Javier San Pedro, que les fueron entregados por el Director General de Deportes del Gobierno de La Rioja o de auridades municipales de Fuenmayor.

 

El evento dio inicio con tres cruces de boxeo amateur que estuvieron más que entretenidos. En el primero, muy igualado, Carlos Sánchez ganó a los puntos al vitoriano Daniel. Posteriormente, Tetef se impuso al riojano Jonathan en un choque de estilos y, por fin, el internacional Youba Sissokho mostró su enorme talento frente a un valiente y centrado Anouar El Houichi que supo mantenerse en la pelea. Los tres combates fueron muy aplaudidos por la concurrencia.

 

Debió celebrarse un enfrentamiento más entre quien ya es un ídolo boxístico en La Rioja, el internacional logroñés Gazi Khalidov, pero su rival, el dos veces campeón de Francia e internacional galo, se rompió la nariz esta misma semana en un test-match entre Francia y Rumania. Su entrenador, además, de las disculpas, remitió un certificado médico y una reveladora foto del estado del rostro de Baba Bengoro. A pesar de los esfuerzos de Barru Boxing y la organización de la velada, fue imposible cerrar un oponente para Gazi por lo que el 81 kilos de la selección española subió al ring a saludar y a hacer una exhibición de golpeo a manoplas y gobernanta.

 

Abrieron el menú profesional ‘Chimo’ Eddine y el manchego Saul Palomo, en pleito pactado a 4 rounds en los 63,5 kilos. El riojano y el que fuera campeón de la Comunidad de Madrid dedicaron el primer capítulo a tantearse, ambos con mucho ánimo ofensivo. En el segundo asalto, Chimo llegó con alguna mano clara pero aislada, hasta que enlazó una combinación de manos rectas y curvas que cerró con un preciso crochet de izquierda que dió con el bravo Palomo en la lona. El manchego se puso en pie rápidamente pero dió muestras de desorientación que condujeron al árbitro a parar el combate. “Estoy muy satisfecho con el trabajo y con el resultado. Espero que Saúl se haya recuperado bien. He visto combates suyos en youtube y sé que es un buen boxeador”, aseguró ‘Chimo’ tras el combate. El riojano, que debutó a finales de octubre en Vitoria-Gasteiz, imponiéndose a los puntos a Ezequiel Gregores, se apunta de esta manera sus segundo triunfo como profesional, el primero por la vía rápida.

 

Mateo Fernández y Elí Zeledón prefirieron no recurrir a los atajos para su enfrentamiento, pactado a seis asaltos en el peso ligero. El local necesitaba ganar y el foráneo no quería perder. Así que uno y otro se lanzaron a una encarnizada batalla durante los tres minutos de cada round. Sin descanso. Más preciso Zeledón en la larga distancia y llegando más Mateo en la media-corta. Intercambio continuo de cuero con escasas intervenciones del árbitro en un combate sin acciones antirreglamentarias que atrapó al respetable. Ninguno de los púgiles, que lo dieron todo, controló el centro del cuadrilátero y ambos terminaron, ocasionalmente, con la espalda contra las cuerdas, en un choque con sabor a boxeo añejo que a muchos les encantaría volver a ver. Tras su victoria a los puntos, Mateo Fernández rompe una racha de dos derrotas consecutivas y mira el horizonte con esperanza. “Vino con todo mi rival. Así me gustan las peleas. Lo felicito por su combate. Ahora vamos a por el próximo”, declaró el de Barru Boxing en el vestuario.

 

Mateo presenta ahora un récord de 8-5, sin KO en sus resultados. El riojano ha combatido en su trayectoria con púgiles de la talla de Moussa Golham, Víctor Bonet, Juan Félix Gómez, Pedro Manuel Gomes, Adrián Rodríguez o Kevin Baldospino.


 

 

Más información, vídeos, fotos o contacto : 603 740 242